EL ÚLTIMO DISCURSO DE JEAN JAURÉS

Un manifiesto contra la barbarie

En vísperas del comienzo de la Primera Guerra Mundial, desatada el 28 de julio de 1914, el líder socialista francés lanzaba esta última exhortación por la paz. Seis días después, era asesinado a tiros en un café de París.

Un manifiesto contra la barbarie
En su discurso, Jaurès denunciaba la política colonial de Francia, la política hipócrita de Rusia y la brutal voluntad de Austria.

 

Quiero decirles esta noche que nunca hemos estado, que nunca desde hace cuarenta años Europa ha estado en una situación más amenazante y más trágica que ésta en que nos encontramos en el momento en que tengo la responsabilidad de dirigirles la palabra. ¡Ah! ciudadanos, no quiero forzar los colores oscuros del cuadro, no quiero decir que la ruptura diplomática de la que hemos tenido noticia hace una media hora, entre Austria y Serbia, signifique necesariamente que la guerra entre Austria y Serbia va a estallar y tampoco digo que si la guerra estallase entre Serbia y Austria el conflicto se extenderá necesariamente al resto de Europa, pero sí digo que tenemos contra nosotros, contra la paz, contra la vida de los hombres en el momento actual, unas previsiones terribles y contra los cuales será necesario que los proletarios de Europa hagan todos los esfuerzos de solidaridad suprema de que sean capaces.

Ciudadanos, la nota que Austria ha dirigido a Serbia está llena de amenazas y si Austria invade el territorio eslavo, si los germanos, si la raza germánica de Austria hace violencia a estos serbios, que son una parte del mundo eslavo y por los que los eslavos de Rusia demuestran una simpatía profunda, hay que temer y prever que Rusia entrará en el conflicto, y si Rusia interviene para defender Serbia, Austria, teniendo delante de ella dos adversarios, Serbia y Rusia, invocará el tratado de alianza que la une con Alemania y Alemania ha hecho saber que se solidarizará con Austria. Y si el conflicto no permaneciera entre Austria y Serbia, si Rusia se mezclara, Austria vería a Alemania tomar posición a su lado en los campos de batalla. Pero entonces, ya no será solamente el tratado de alianza entre Austria y Alemania el que entrará en juego, sino que será también el tratado secreto, cuyas cláusulas esenciales se conocen, que vinculan a Rusia y Francia, y Rusia dirá a Francia: “Tengo contra mi dos adversarios, Alemania y Austria, tengo derecho a invocar el tratado que nos vincula, es necesario que Francia venga a ocupar un lugar a mi lado.” En este momento, quizá estemos en vísperas del día en que Austria vaya a lanzarse sobre los serbios, y entonces Austria y Alemania al arrojarse sobre los serbios y los rusos, será Europa en llamas, será el mundo ardiendo.

***

Cada pueblo aparece a través de las calles de Europa con su pequeña antorcha en la mano y ahora tenemos el incendio. ¡Y bien, ciudadanos!, tenemos nuestra parte de responsabilidad, pero no oculta la responsabilidad de los otros y nosotros tenemos el derecho y el deber de denunciar, por una parte, la cazurrería y la brutalidad de la diplomacia alemana, y, por otra parte, la duplicidad de la diplomacia rusa. Los rusos que van quizá a tomar partido por los serbios contra Austria y que van a decir “Mi corazón de gran pueblo eslavo no soporta que se haga violencia al pequeño pueblo eslavo de Serbia”. Sí, ¿pero quién fue el que golpeó a Serbia en el corazón? Cuando Rusia intervino en los Balcanes, en 1877, y cuando creó una Bulgaria, digamos independiente, con el pensamiento de poner la mano sobre ella, dijo a Austria: “Déjame hacer y te confiaré la administración de Bosnia y Herzegovina.”

***

Si desde hace treinta años, si desde que Austria tiene la administración de Bosnia y Herzegovina, hubiera hecho el bien a estos pueblos, no habría hoy dificultades en Europa; pero la clerical Austria tiranizaba Bosnia y Herzegovina; quiso convertirla por fuerza al catolicismo; y al perseguirla en sus creencias, levantó el descontento de estos pueblos.

La política colonial de Francia, la política hipócrita de Rusia y la voluntad brutal de Austria contribuyeron a crear el estado de cosas tan horrible en el que estamos. Europa se debate en medio de una pesadilla.

¡Y bien, ciudadanos!, en la oscuridad que nos rodea, en la incertidumbre profunda en la que estamos sobre lo que será el mañana, no quiero pronunciar ninguna palabra temeraria, espero todavía a pesar de todo que a causa mismo de la enormidad del desastre que nos amenaza, en el último minuto, los gobiernos se contendrán y no tendremos que estremecernos de horror pensando en el cataclismo que implicaría hoy para los hombres una guerra europea.

Ustedes vieron la guerra de los Balcanes; un ejército casi entero sucumbió en el campo de batalla o en las camas de hospitales, un ejército formado por trescientos mil hombres, que yacen en la tierra de los campos de batalla, en las zanjas de los caminos o en las camas de hospitales infectados por el tifus cien mil hombres de los trescientos mil.

Hay que pensar lo que sería un desastre semejante para Europa: no sería ya, como en los Balcanes, un ejército de trescientos mil de hombres, sino cuatro, cinco y seis ejércitos de dos millones de hombres. ¡Qué masacre, qué ruinas, qué barbarie! Y es por esta razón, cuando la nube de la tormenta ya está sobre nosotros, por lo que todavía quiero esperar que no se consumará el crimen. Ciudadanos, si estalla la tempestad, todos, nosotros los socialistas, tendremos la preocupación de salvarnos lo más pronto posible del crimen que los dirigentes habrán cometido. Esperemos, si nos queda algo, si nos quedan unas horas, para redoblar los esfuerzos para prevenir la catástrofe. Ya, en el Vorwaerts, nuestros camaradas socialistas de Alemania se levantan con indignación contra la nota de Austria y creo que nuestra oficina socialista internacional ha sido convocada.

Sea lo que fuere, ciudadanos, y digo estas cosas con una especie de desesperación, no hay ya, en el momento en que nos amenazan de asesinato y de salvajadas, más que una oportunidad para el mantenimiento de la paz y la salvación de la civilización, y es que el proletariado una todas sus fuerzas que cuentan con un gran número hermanos: franceses, ingleses, alemanes, italianos, rusos, y que pidamos a estos millares de hombres que se unan para que el latido unánime de sus corazones aleje la horrible pesadilla.

Me daría vergüenza de mí mismo, ciudadanos, si hubiera entre ustedes uno sólo que pudiera creer que pretendo utilizar en favor de una victoria electoral, tan valiosa como pueda ser, el drama de los acontecimientos. Pero tengo derecho a decirles que es nuestro deber, el de todos ustedes, no desperdiciar una sola ocasión de poner de manifiesto que están con este partido socialista internacional que representa en estos momentos, bajo la tormenta, la única promesa de una posibilidad de paz o del restablecimiento de la paz.


Agenda
MAYO 6 / FERIA DEL LIBRO

Es La Vanguardia que vuelve

La histórica editorial organiza una presentación de sus nuevos títulos, con la participación de los autores.

Ver nota completa

Ver todos

Búsqueda


Noticias
EVO MORALES COMENZÓ UN NUEVO MANDATO

Hoy “no mandan los gringos, sino los indios”

Hoy “no mandan los gringos, sino los indios”
Falta completar el cambio y profundizar algunas políticas, dijo Morales.

El presidente de Bolivia se comprometió a reducir la pobreza a un dígito en los próximos cinco años. Y destacó la lucha del pueblo, que dejó atrás un estado “colonial, mendigo limosnero” para contar con un país digno.

Ver nota completa

LA MARCHA POR #NIUNAMENOS

“América Latina es toda feminista”

“América Latina es toda feminista”
El discurso de los medios estuvo en el centro de los cuestionamientos.

Convocadas para repudiar el femicidio y la violencia machista, unas 150.000 personas se dieron cita en la plaza del Congreso. Entre el fervor de las militantes y los cambios que traen las nuevas generaciones.

Ver nota completa

ISABEL ALLENDE CELEBRÓ UN HECHO HISTÓRICO

"Hoy pusimos fin al lucro en nuestra educación"

Multitudinarias manifestaciones juveniles reclamaban estos cambios.

La presidenta del Senado de Chile destacó la importancia de los cambios aprobados, por los que se regula la admisión, se elimina el financiamiento compartido y se prohíbe el lucro en establecimientos educacionales con fondos del Estado.

Ver nota completa

Ver todos

Newsletter

Un manifiesto contra la barbarie


La Vanguardia Web - Hipólito Yrigoyen 1516 - Piso 5º "O" - CP 1089 - Ciudad Autónoma de Buenos - Argentina
   www.lavanguardiaweb.com

Posicionamiento en Buscadores - eMarketingPro | Diseño Web - NetOne