EVO MORALES COMENZÓ UN NUEVO MANDATO

Hoy “no mandan los gringos, sino los indios”

El presidente de Bolivia se comprometió a reducir la pobreza a un dígito en los próximos cinco años. Y destacó la lucha del pueblo, que dejó atrás un estado “colonial, mendigo limosnero” para contar con un país digno.

Hoy no mandan los gringos, sino los indios
Falta completar el cambio y profundizar algunas políticas, dijo Morales.

Foto: José LIrauze / Presidencia de Bolivia. 

Con el compromiso de reducir la pobreza a un digito hasta el 2020, el presidente Evo Morales asumió este jueves un nuevo mandato constitucional en sesión ordinaria de la Asamblea Legislativa Plurinacional y ante la presencia de mandatarios y representantes diplomáticos de otros países.

Previamente, el jefe de Estado hizo entrega en Palacio Quemado de los símbolos presidenciales que representan la conducción y la autoridad del Estado, desde la medalla de Simón Bolívar, hasta la banda presidencial, para luego ser impuestos nuevamente en su investidura, lo propio sucedió con la medalla del vicepresidente Álvaro García Linera.

Morales hizo una reminiscencia de la historia boliviana cuando el país soportó golpes de Estado militares para llegar a un sistema democrático social que le permite ahora encaminarse a un proceso de desarrollo.

Dijo que Bolivia vivía de golpe en golpe y además era el último país en pobreza de América Latina y el Caribe eso caracterizó la situación política boliviana y ahora con nueve años continuos de gobierno se demuestra que se tiene y se convive en democracia con estabilidad política.

“Hasta el 2020 nos comprometemos a reducir la extrema pobreza al dígito uno a un 8 ó 9 por ciento, vamos a cumplir porque hemos aprendido en los 9 años de Presidente y Vicepresidente en el proceso de cambio, no es mucho problema”, sostuvo.

Además, acotó, que en los departamentos de Tarija, Oruro y Pando se dejará el 100 por ciento de cobertura en servicios básicos en el marco de la Agenda Patriótica sin esperar al bicentenario del 2025.

Añadió que en 2005 se dejó la administración gubernamental con 37,2 por ciento de extrema pobreza y ahora, al 2014, se redujo al 18,8 por ciento.

Respecto a la disminución de la desigualdad social indicó que en 2005 el 10 por ciento de los ricos o millonarios tenía 128 veces más ingresos que el 10 por ciento más pobre, pero ahora al 2013 esa diferencia se redujo 42 veces “ese es el socialismo comunitario que busca la igualdad entre bolivianos y bolivianas”, acotó.

Recordó que desde el 2005 entre elecciones y referéndum el Movimiento Al Socialismo (MAS) ganó más de siete veces; de éstas, cuatro veces con más de 60 por ciento y tres veces con más del 50 por ciento lo que nunca se vio desde la fundación de la República y para ello solo hay que revisar la historia y este hecho es la lucha del pueblo del boliviano.

“En corto tiempo hemos cambiado la situación social y económica del país aunque falta terminar y profundizar, algunas políticas”, agregó.

Resaltó como resultados de estos nueve años varios aspectos especialmente en materia económica y social.

Informó que en el crecimiento real promedio del Producto Interno Bruto (PIB) en el 2005 era del 3,9 por ciento y ahora del 5,1 por ciento. Según proyecciones de organismos internacionales, este año Bolivia registrará un crecimiento del 5,5 por ciento el mayor de América Latina y el Caribe.

Precisó que el PIB nominal el 2005 fue del 9521 millones de dólares y el 2014 del 34.000 millones de dólares. El PIB per cápita el 2005 fue de 1000 dólares y ahora de 3000 dólares.

Sostuvo que entre superávit y déficit fiscal al 2005 Bolivia era el último país en esta materia con -5,2 por ciento y al 2014 Bolivia es el segundo país en América Latina y el Caribe con un 1,2 por ciento de crecimiento.

En empresas activas y creación de empresas el 2005 el país contaba con 19774 empresas públicas y al 2014 con 144.000 empresas con un crecimiento del 628 por ciento.

En materia de recaudaciones tributarias en el periodo 1997 – 2005 se tuvo un crecimiento de 182 por ciento y del 2005 al 2014 se registró un crecimiento de 303 por ciento. Si en el 2005 se contó con 16.000 millones de bolivianos; al 2014 se tiene una recaudación de 64.000 millones de bolivianos. “Estoy convencido que el pueblo boliviano confía en su Gobierno y paga sus impuestos y a eso se debe este crecimiento”, anotó.

En inversión estatal en el periodo 1997 – 2005 se tuvo un crecimiento del 15 por ciento y en la actual administración de un 795 por ciento; es decir, de 629 millones de dólares el 70 por ciento era cooperación y el 30 por ciento del pueblo; ahora, si bien hay cooperación este alcanza apenas al 20 por ciento y el 80 por ciento son recursos propios llegando a un monto de 5 mil 628 millones de dólares.

Declaró que las Reservas Internacionales Netas (RIN) en el periodo 1997 al 2005 se tuvo un crecimiento del 61 por ciento y en la gestión del MAS se alcanzó un crecimiento de más del 700 por ciento. Dijo que antes se dejó al país con 1714 millones de dólares y ahora se cuenta con más de 15 mil millones de dólares.

Respecto a los depósitos del público en el sistema financiero en el Banco Central de Bolivia (BCB) en 2005 apenas tenían sus ahorros 1.900.000 ciudadanos y ahora depositan 7.800.000 personas de los más de 10 millones de habitantes en territorio nacional.

En el gasto de sueldos y salarios Morales indicó que entre 1997 y 2005 se gastaba 7 mil 300 millones de bolivianos y en inversión 5 mil 78 millones de bolivianos y ahora se gasta en sueldos 27.000 millones de bolivianos, pero se invierte 33.715 millones de bolivianos.

En el sector hidrocarburífero se tenía una inversión de 246 millones de dólares provenientes de empresas que se adueñaron de los recursos naturales y solo el año pasado la inversión en esta materia fue de 2050 millones de dólares esto resultado de la nacionalización del petróleo.

Según Morales en materia de renta petrolera el 2005 era de 300 millones de dólares y con manifestaciones sociales se obligó a cambiar este impuesto para dar lugar al Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) tributo que subió a 600 millones de dólares y sólo el año pasado esta renta petrolera fue de 5.330 millones de dólares.

En el tema de servicios básicos el 2001 apenas el 64 por ciento de la población tenía acceso a luz y al 2012 se alcanzó el 83,5 por ciento; en agua potable, del 71 al 85 por ciento de cobertura gracias al programa Mi Agua I, II, III cumpliendo con las Metas del Milenio de las Naciones Unidas.

Informó que en cobertura de gas se llega al 74,9 por ciento de la población nacional. Lamentó que en el tema de servicios sanitarios existan deficiencias aunque el 2001 apenas el 30 por ciento de la población contaba con alcantarillado y el 2012 se subió al 42 por ciento y ahora al 44 por ciento.

El Presidente habló de la cobertura de rentas y dijo que casi el 80 por ciento está cubierto aspecto destacado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Habló también de la titulación de tierras y su cobertura que llega a 580 mil títulos entregados.

Respecto a la tasa de desempleo urbano Morales indicó que de 8,5 por ciento en 2005, ahora se tiene 3,2 por ciento. En el tema salarios explicó que en 2005 el salario mínimo nacional era de 440 bolivianos sin aumentos y en las gestiones actuales creció 227 por ciento.

En materia de educación, el Jefe de Estado informó que Bolivia ocupa el segundo lugar después de Cuba en materia de inversión, según datos de la UNESCO lográndose una tasa de cobertura neta de 99,82 por ciento en educación primaria y en el nivel secundario del 72,15 por ciento un aspecto preocupante, aunque se tiene una tasa de deserción del 1 por ciento en primaria, gracias al Bono Juancito Pinto.

Resaltó que estas cifras hacen que Bolivia sea respetada en el ámbito internacional que no es un resultado del Gobierno, sino de la lucha del pueblo boliviano que dejó el Estado boliviano colonial, mendigo limosnero para contar con un país digno que se construye con unidad.

Habló de los servicios básicos que son, ahora, constitucionalizados como un derecho humano fundamental reconocido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que también apoyó el principio de vivir en armonía con la madre tierra, por ello se logró la despenalización y respeto de “acullicu” (masticado) de la hoja de coca aspecto destacado por un informe de la universidad de Harvard de Estados Unidos que recomendó que los andinos consuman la sagrada hoja.

Morales enfatizó su informe afirmando que ahora en Bolivia “no mandan los gringos, sino los indios”.

También se refirió a la demanda marítima sosteniendo que con Chile se arribó ante la Corte internacional de Justicia (CIJ) consolidándose un arbitraje con consistencia en “busca de una demanda pacífica e histórica de una salida soberana al Océano Pacífico, aspecto bien encaminado por derecho y justicia”, enfatizó.

En la lucha del narcotráfico resaltó la reducción de plantaciones de coca llegándose a 22.000 hectáreas según datos de las Naciones Unidas, logros conseguidos por la nacionalización de la lucha contra el narcotráfico. “Ahora estamos mejor en la lucha contra el narcotráfico sin la DEA de los Estados Unidos y soberanía en Bolivia”.

Como desafíos dijo que su gobierno se trazó la realización de una cumbre en materia de justicia puesto que este aspecto constituye una debilidad para el país, cumbre cuyos resultados serán elevados a referéndum “para que el pueblo decida sobre la nueva justicia boliviana”, añadió.

Lamentó que en materia de salud existan deficiencias por eso se puso en marcha la instalación en ciudades intermedias de hospitales de segundo nivel y en las capitales intermedias grandes montar hospitales de tercer nivel.

Comprometió la construcción de cuatro hospitales de cuarto nivel en La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y Tarija a la par del Seguro Universal de Salud.

Respecto a la industrialización de los recursos naturales señaló que se está en buen camino especialmente con el litio y la planta piloto y en esta gestión se industrializarán los recursos metálicos y no metálicos.

Asimismo, expresó que está en programa de gobierno la instalación de una ciudadela científica para tener una economía de conocimiento entre tanto se seguirá becando a los mejores estudiantes a las mejores universidades del exterior.

Morales explicó que está garantizada la construcción de un tramo pavimentado entre Rurrenabaque y Riberalta para unir oriente y occidente para lo que se tiene ya comprometido el financiamiento esto dado el fracaso del trayecto Villa Tunari San Ignacio de Moxos.


Agenda
MAYO 6 / FERIA DEL LIBRO

Es La Vanguardia que vuelve

La histórica editorial organiza una presentación de sus nuevos títulos, con la participación de los autores.

Ver nota completa

Ver todos

Búsqueda


Noticias
ISABEL ALLENDE CELEBRÓ UN HECHO HISTÓRICO

"Hoy pusimos fin al lucro en nuestra educación"

Multitudinarias manifestaciones juveniles reclamaban estos cambios.

La presidenta del Senado de Chile destacó la importancia de los cambios aprobados, por los que se regula la admisión, se elimina el financiamiento compartido y se prohíbe el lucro en establecimientos educacionales con fondos del Estado.

Ver nota completa

CONCURRIDO ACTO EN LA FERIA DEL LIBRO

Editora La Vanguardia celebró su relanzamiento

Editora La Vanguardia celebró su relanzamiento
Oscar González habla en la presentación de su libro

Con la presencia de autores, colaboradores, compañeros y amigos, la legendaria editorial socialista dio a conocer sus nuevos títulos.

Ver nota completa

LA MARCHA POR #NIUNAMENOS

“América Latina es toda feminista”

“América Latina es toda feminista”
El discurso de los medios estuvo en el centro de los cuestionamientos.

Convocadas para repudiar el femicidio y la violencia machista, unas 150.000 personas se dieron cita en la plaza del Congreso. Entre el fervor de las militantes y los cambios que traen las nuevas generaciones.

Ver nota completa

Ver todos

Newsletter

Hoy no mandan los gringos, sino los indios


La Vanguardia Web - Hipólito Yrigoyen 1516 - Piso 5º "O" - CP 1089 - Ciudad Autónoma de Buenos - Argentina
   www.lavanguardiaweb.com

Posicionamiento en Buscadores - eMarketingPro | Diseño Web - NetOne