MARÍA RACHID, LEGISLADORA PORTEÑA Y DIRIGENTE LGBT

“Prohibir es ir para atrás”

Prohibir es ir para atrás
María Rachid fue presidenta de la Federación Argentina LGBT y es una de las autoras de las leyes de Matrimonio Igualitario y de Identidad de Género.

 

María Rachid, legisladora porteña y dirigente del colectivo LGBT, dice que detrás del abolicionismo hay una mirada mater-paternalista desde la que se dice al otro qué puede o no hacer. Respalda el proyecto de AMMAR que propicia la regulación del trabajo sexual y rechaza la estigmatización que pesa sobre la actividad. “Estamos defendiendo el derecho de las mujeres y de las personas en general a decidir sobre su propio cuerpo, con o sin intercambio de dinero”, afirma.

–¿Cuál es su posición en el debate sobre el trabajo sexual?

–Nosotros y nosotras estamos de acuerdo con la regulación del trabajo sexual y el reconocimiento de todos los derechos laborales para quienes lo ejercen. Venimos trabajando desde hace mucho tiempo con AMMAR (Asociación Mujeres Meretrices de la Argentina) y CTA en los puntos en común que tenemos con LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales) y el Movimiento de Trabajadoras Sexuales. Ellas se decidieron a presentar un proyecto de regulación y ya tienen un borrador en el Congreso. Tienen todo nuestro apoyo y estamos articulando con ellos para que se apruebe el proyecto.

–¿Cuáles serían los puntos más destacados del proyecto?

–Principalmente, la regulación del trabajo sexual como trabajo sexual autónomo, con todos los derechos y obligaciones que tienen los autónomos. Es un proyecto muy breve.

–¿Tendría algún impacto en las redes de trata?

–No. Uno de los problemas más comunes cuando se discute sobre estas posiciones es que se confunde trabajo sexual con trata, y se toman medidas en contra de la trata que en realidad terminan perjudicando a las trabajadoras sexuales. Por supuesto, ellas están totalmente en contra de la trata, y nosotros también. Cuando decimos que estamos a favor del trabajo sexual estamos defendiendo el derecho de las mujeres y de las personas en general a decidir sobre su propio cuerpo, con o sin intercambio de dinero. Establecer una diferencia entre el trabajo sexual y el resto es decir que unos trabajos son buenos y otros son malos; pero en el marco de las relaciones capitalistas todos los trabajos tienen las mismas características. Si les damos características distintas es porque hay una cultura moralizante sobre el cuerpo y la sexualidad con la que no estamos de acuerdo históricamente. El movimiento LGBT ha luchado contra eso durante todos estos años. Por ejemplo, uno de los argumentos principales del abolicionismo es que nadie elige el trabajo sexual. Pero nadie elige un montón de trabajos, no solamente ese. Dicen que el trabajo sexual es la explotación de las mujeres, pero en el capitalismo en el trabajo en general hay explotación de las personas. Entonces, los trabajadores sexuales deben tener los mismos derechos que el resto de los trabajadores. Después, discutamos en común la violencia, la trata, la coerción, el estigma a que son sometidas las trabajadoras sexuales.

–¿Qué reflexión le merece que la mayoría de las trabajadoras sexuales provenga de sectores vulnerables?

–Eso no es cierto porque hay trabajadoras sexuales de todos los sectores, y hombres también. Y aunque lo fuera, tampoco es un argumento válido, porque hay muchos trabajos marcados por distintos sectores sociales, y lo peor que podemos hacer es quitarles a esos trabajadores su derecho a una pensión, una jubilación, una obra social.

–¿Qué opinión le merecen las políticas públicas vigentes?

–Hay algunas políticas, por ejemplo para que las personas puedan elegir su actividad, que me parecen bien. Abolicionistas y regulacionistas coinciden en evitar la penalización. Pero estamos teniendo algunos ruidos con medida tomadas por el abolicionismo que terminan siendo parte de la persecución de las trabajadoras sexuales.

–¿Se refiere al rubro 59?

–Con el cierre del rubro 59, terminan exponiendo a las trabajadoras a situaciones de mayor precariedad, forzándolas a salir a la calle o a que tengan que acudir a un privado o a un proxeneta.

–¿Cómo se da este debate dentro del espacio kirchnerista?

–Hay distintas posiciones. Por un lado, Néstor firmó el Plan Nacional contra la Discriminación que reconoce el trabajo sexual y por otro Cristina impulsó otros proyectos que no sé si tienen un claro posicionamiento en torno al abolicionismo, pero que marcarían una tendencia en esa dirección. Creo que estas medidas también tuvieron que ver con el contenido de estos avisos en cuanto a que objetivizan a la mujer y es un debate aparte. Hay que dar algunos debates en la militancia para saldar diferencias y empujar juntos estos cambios. Nosotros tenemos el proyecto de derogación del artículo 81 del Código Contravencional de la Ciudad de Buenos Aires que penaliza la oferta de sexo en la calle, una iniciativa en la que estamos de acuerdo todos y todas. Yo creo que hay mucho de mater-paternalismo en esto de decirle al otro lo que puede y no puede hacer con su cuerpo, una mirada muy conservadora en cuanto al cuerpo y la sexualidad. El feminismo ha luchado históricamente por el derecho a decidir sobre el propio cuerpo, en lo que tiene que ver con el aborto y la sexualidad en general. Me parece que es ir para atrás prohibirles a las mujeres que hagan una actividad que tenga que ver con el cuerpo y la sexualidad y que esta no pueda ser un trabajo.

Natalia Laclau


Agenda
MAYO 6 / FERIA DEL LIBRO

Es La Vanguardia que vuelve

La histórica editorial organiza una presentación de sus nuevos títulos, con la participación de los autores.

Ver nota completa

Ver todos

Búsqueda


Noticias
CONCURRIDO ACTO EN LA FERIA DEL LIBRO

Editora La Vanguardia celebró su relanzamiento

Editora La Vanguardia celebró su relanzamiento
Oscar González habla en la presentación de su libro

Con la presencia de autores, colaboradores, compañeros y amigos, la legendaria editorial socialista dio a conocer sus nuevos títulos.

Ver nota completa

LA MARCHA POR #NIUNAMENOS

“América Latina es toda feminista”

“América Latina es toda feminista”
El discurso de los medios estuvo en el centro de los cuestionamientos.

Convocadas para repudiar el femicidio y la violencia machista, unas 150.000 personas se dieron cita en la plaza del Congreso. Entre el fervor de las militantes y los cambios que traen las nuevas generaciones.

Ver nota completa

FUE INAUGURADO EL MONUMENTO A JUAN B. JUSTO

Un reconocimiento histórico

Un reconocimiento histórico
Justo desarrolló una intensa acción política y cooperativa.

Con presencia de militantes socialistas, legisladores, dirigentes políticos, sociales, sindicales y cooperativistas, fue inaugurado en la Ciudad de Buenos Aires el monumento que recuerda al fundador de La Vanguardia, el Partido Socialista y El Hogar Obrero.

Ver nota completa

Ver todos

Newsletter

Prohibir es ir para atrás


La Vanguardia Web - Hipólito Yrigoyen 1516 - Piso 5º "O" - CP 1089 - Ciudad Autónoma de Buenos - Argentina
   www.lavanguardiaweb.com

Posicionamiento en Buscadores - eMarketingPro | Diseño Web - NetOne