DE LA SOTA SE PREPARA PARA LAS PRESIDENCIALES

Otro que apuesta al derrumbe

El gobernador cordobés, de sólidos vínculos con sectores rurales y grandes inversores, hace de todo para diferenciarse del kirchnerismo. Y con vistas a 2015 acentúa el perfil de derecha en el que se siente más cómodo.

Otro que apuesta al derrumbe
“Es más fácil sacar un documento con cambio de sexo que comprar dólares”, disparó De la Sota para congraciarse con su electorado.

Foto: Télam

En 1955, José Manuel tenía 5 años y lloró sin consuelo cuando Arnaldo de la Sota lo quiso dejar en las Escuelas Pías, en el barrio General Paz de la ciudad de Córdoba, para que comenzara sus estudios primarios. Tan sentido era su llanto que el padre lo llevó de vuelta a casa, pero mamá, Adelia María Moriconi, fue inflexible y el niño tuvo que iniciar, a regañadientes y en forma prematura, una carrera educativa que concluyó con la obtención del título de abogado en la Universidad Nacional de Córdoba.

Comenzar la escuela en el mismo año que el derrocamiento de Juan Domingo Perón no debe haber tenido entonces para él la misma importancia que tiene hoy, y es muy probable que cuando era un fogoso militante juvenil del peronismo haya escuchado la vieja cantinela que persiguió a casi todos los jóvenes argentinos de entonces: “Ustedes eran muy chicos y no vivieron el peronismo, por eso no lo entienden”.

Uno de los mitos del peronismo es su ininteligibilidad. En su época de esplendor, la posguerra, las fuerzas democráticas resaltaban la simpatía del entonces coronel Perón por el fascismo italiano y, en menor medida, por la disciplina militar de los alemanes.

En realidad, se soslayaba su afinidad con un movimiento populista que tuvo influencia en varios países latinoamericanos, con Lázaro Cárdenas en México, Jacobo Árbenz en Guatemala, Getulio Vargas en Brasil o el malogrado Jorge Eliécer Gaitán en Colombia. Esa corriente encabezó un proceso de sustitución de importaciones que colisionó con los intereses norteamericanos y produjo, en muchos casos, movimientos nacionalistas y antimperialistas que todavía perduran. El peronismo entre ellos.

La compresión del peronismo del joven De la Sota de los años 70 no fue la misma que la del grupo guerrillero Montoneros. Pese a ello, fue a la cárcel por peronista y porque los militares del proceso dudaron de las cuentas del intendente de Córdoba José Domingo Coronel y de su secretario de Gobierno, el mismísimo De la Sota.

El trato que la feroz dictadura de 1976 le dispensó no tenía nada que ver con la terrible ordalía de muerte y tortura que aniquiló a la guerrilla. Pero una de las tantas leyendas que rodean al “Gallego”, como lo apodan por su origen español y por su tozudez, sostiene que fue entonces que perdió el pelo, algo que nunca asumió y que disimula con cambiantes pelucas. La actual, condiciendo con su edad, es blanca, más bien escasa y de gran refinamiento. En el pasado lució otras, bastante más toscas.

Es que el eterno candidato a la máxima investidura, aquel que mordió el polvo cuando Eduardo Duhalde lo relegó en 2002, optando por Néstor Kirchner; el que antes, en 2001, entrevió una posibilidad de acercarse a la presidencia y apareció riéndose a carcajadas en una foto inolvidable, junto a Adolfo y Alberto Rodríguez Saá, cuando el país se caía a pedazos, va mejorando su imagen.

Hoy vuelve a invitar a los ciudadanos a saltar el charco, como lo hizo alguna vez en un spot publicitario de campaña tratando de acabar con la hegemonía radical en Córdoba. Y muestra sin ambages sus ambiciones presidenciales con una apuesta temeraria: que la gestión de Cristina Kirchner se derrumbe. Sólo así tendrá alguna chance. Por ahora, su imagen no mueve las encuestas y su liderazgo parece confinado en los límites provinciales, como un calco de sus amigos puntanos, imbatibles en San Luis, pero derrotados cada vez que intentaron salir de su territorio.

La anécdota escolar con la que comienza esta nota fue recordada por el propio De la Sota al inaugurar un nuevo período lectivo en su tercer mandato como gobernador de Córdoba.

De grande, empezó a ganar gracias a su capacidad para absorber las sucesivas derrotas que sufrió en todas las instancias electorales desde la restauración de la democracia en la Argentina en 1983. Ese año sufrió su primer revés ante el radical Ramón Mestre pugnando por la intendencia de la ciudad de Córdoba. El peronismo cordobés volvió a perder en forma reiterada con los radicales y el partido se dividió hasta tal punto que terminó intervenido.

Por fin, el empecinamiento rindió frutos y el 20 de diciembre de 1998 se dio el lujo de terminar con la hegemonía del radicalismo que se había instalado desde el retorno de la democracia en 1983 y establecer el suyo que, en el peor de los casos, se mantendrá hasta 2015.

Diecisiete años de predominio le otorgan un poder indiscutido en su provincia, a la que gobierna con alianzas muy sólidas con el sector rural, a partir de una rebaja de impuestos de 30 por ciento, y con grandes inversores como el Grupo Roggio o Electroingeniería.

Salvador Treber, un reconocido economista cordobés, le reprocha en forma constante la falta de claridad de sus cuentas públicas, que controla con notable soltura el abogado Domingo Carbonetti, actual legislador provincial y, además, procurador del Partido Justicialista.

El gobierno nacional esgrime esa razón para retacearle fondos, aunque la más fuerte sea que De la Sota es, junto con el jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, el gobernador en ejercicio más frontalmente opuesto al kirchnerismo.

Por ahora, los rumores y leyendas en torno al hombre fuerte de Córdoba —incluidas las extendidas sospechas de vinculaciones de su entorno con el crimen de la riocuartense Nora Dalmasso—, no han hecho mella a su tozuda voluntad de cruzarse el pecho alguna vez con el listón presidencial.

Él cree que ha llegado su momento y en Córdoba lo aceptan. Tendrá que extender esa sensación al resto del país y, para hacerlo, fortalece con desplantes y declaraciones provocativas un perfil de hombre de derechas que nunca desmintió, pero que ahora acentúa.

La sensible área de los derechos humanos es uno de esos campos de batalla. Mientras el gobierno nacional refuerza todo lo que puede una política garantista, en Córdoba rige un Código de Faltas que autoriza a la Policía a detener personas “sospechosas” y que se ha popularizado con el nombre de “ley de merodeo”.

Aún no se han producido avances en la investigación de la desaparición de Facundo Rivera Alegre hace un año, presuntamente a manos de las fuerzas de seguridad, a la salida de un baile.

Hace unos días, matando dos pájaros de un tiro, como un rezongo contra las políticas de igualdad de género y un ataque a los controles en la venta de divisas, De la Sota afirmó: “Es más fácil sacar un documento con cambio de sexo que comprar dólares”.

Ángel Stival


Agenda
MAYO 6 / FERIA DEL LIBRO

Es La Vanguardia que vuelve

La histórica editorial organiza una presentación de sus nuevos títulos, con la participación de los autores.

Ver nota completa

Ver todos

Búsqueda


Noticias
LA MARCHA POR #NIUNAMENOS

“América Latina es toda feminista”

“América Latina es toda feminista”
El discurso de los medios estuvo en el centro de los cuestionamientos.

Convocadas para repudiar el femicidio y la violencia machista, unas 150.000 personas se dieron cita en la plaza del Congreso. Entre el fervor de las militantes y los cambios que traen las nuevas generaciones.

Ver nota completa

FUE INAUGURADO EL MONUMENTO A JUAN B. JUSTO

Un reconocimiento histórico

Un reconocimiento histórico
Justo desarrolló una intensa acción política y cooperativa.

Con presencia de militantes socialistas, legisladores, dirigentes políticos, sociales, sindicales y cooperativistas, fue inaugurado en la Ciudad de Buenos Aires el monumento que recuerda al fundador de La Vanguardia, el Partido Socialista y El Hogar Obrero.

Ver nota completa

ISABEL ALLENDE CELEBRÓ UN HECHO HISTÓRICO

"Hoy pusimos fin al lucro en nuestra educación"

Multitudinarias manifestaciones juveniles reclamaban estos cambios.

La presidenta del Senado de Chile destacó la importancia de los cambios aprobados, por los que se regula la admisión, se elimina el financiamiento compartido y se prohíbe el lucro en establecimientos educacionales con fondos del Estado.

Ver nota completa

Ver todos

Newsletter

Otro que apuesta al derrumbe


La Vanguardia Web - Hipólito Yrigoyen 1516 - Piso 5º "O" - CP 1089 - Ciudad Autónoma de Buenos - Argentina
   www.lavanguardiaweb.com

Posicionamiento en Buscadores - eMarketingPro | Diseño Web - NetOne