ALFREDO BRAVO FUE RECORDADO POR SUS COMPAÑEROS DE MILITANCIA SOCIALISTA, SINDICAL Y DE LOS DERECHOS HUMANOS

El legado de un maestro que nunca claudicó

Hace diez años, moría un luchador incansable, cofundador de la CTERA y la APDH, y protagonista de incontables batallas contra la injusticia, la dictadura y el neoliberalismo. Varios de los oradores lamentaron que no hubiera visto cómo se concretaban algunos de sus mejores sueños durante la última década.

El legado de un maestro que nunca claudicó
“Alfredo no era sólo nuestro referente político, sino un ejemplo de consecuencia militante”, dijo Rivas.

Foto: Fernández y Fuentes

Los socialistas rindieron homenaje a la memoria del maestro Alfredo Bravo con dos actos conmemorativos, celebrados respectivamente en la sede de FOETRA Buenos Aires y la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, este último por iniciativa de la diputada Susana Rinaldi.

Una multitud colmó el salón de actos de FOETRA, donde tras la exhibición de un video sobre la vida y las pasiones de Bravo los asistentes escucharon a Oscar González, secretario de Relaciones Parlamentarias del gobierno nacional y dirigente de la Confederación Socialista Argentina (CSA), el secretario general de FOETRA Buenos Aires, Osvaldo Iadarola, la diputada porteña Susana Rinaldi, el senador Jorge Filmus y el diputado y dirigente de la CSA Jorge Rivas.

“Quienes fuimos sus compañeros, sus amigos y confidentes, venimos a reivindicar ese perfil de político inclaudicable, amigo de los pobres, duro con los ricos, siempre pendiente de los más humildes, siempre desinteresado”, dijo en la apertura González, que rescató su condición de “político políticamente incorrecto y transgresor”.

Bravo murió en la madrugada del 26 de mayo de 2003, sin vislumbrar la etapa que se abría en la Argentina. “Siempre nos quedó la amargura, la tristeza, de que él no pudiera ser testigo de este proceso, que hoy nos tiene como protagonistas, y que está llevando adelante muchos de sus valores, ideas y principios”, señaló, que recordó a Bravo como “un hombre sencillo, de pueblo, pero a la vez absolutamente calificado, con una enorme sensibilidad, lleno de alegría y de pasión”.

“Agradezco estar en este homenaje a un grande, al que conocí después del 83 y que fue uno de los compañeros que a uno le quedan de por vida. Eran años en que la sociedad se iba recomponiendo de a poco, y tuve el honor de charlar con Bravo y con su amigo Alejandro Olmos, que investigó la deuda externa argentina”, señaló a su turno Iadarola.

Tras destacar su dimensión como militante de los derechos humanos, dijo que Bravo había sido una gran enseñanza para quienes habían militado toda su vida en el peronismo. “La dictadura nos permitió concluir que, a la hora de apretar a la sociedad, las clases dominantes no discriminan si es socialista, peronista o comunista: todo militante del campo popular fue perseguido, asesinado o fue detenido”, apuntó. Y tuvo, finalmente, una palabra afectuosa hacia Rivas. “Es un orgullo que estés acá —dijo—, porque en esta casa no hablan los traidores, sino los que se juegan junto con los compañeros día tras día, codo con codo”.

“La esperanza vence al miedo, que pretende agigantarse para lograr lo peor de nuestra sociedad, que es aplastar nuestra memoria, nuestro deseo de que triunfe la verdad sobre todas las cosas y que esa verdad nos permita celebrar la gloriosa vida de Alfredo Bravo”, comenzó diciendo Rinaldi en su emotivo discurso.

“No quiero dejar de recordarte. Hasta que me vaya, mi memoria te acompañará y también la de mis hijos y mis nietos, por qué no. Agradezco tu presencia en la vida honesta, laburante, paciente, de ese político de raza que fuiste. Hay que seguir adelante y hacer pelota ese miedo que nos quieren instalar, como por vivir y por insistir hemos hecho pelota a tanta cosa mala dada de la vida”, concluyó.

“Como docente, como militante del campo popular, como hombre que compartió muchos momentos con Alfredo, realmente me siento, no sólo honrado, sino emocionado de poder recordarlo”, dijo a su vez Filmus, que refirió haberlo conocido en los años en que la ofensiva de la Triple A llevó a conformar la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos.

“Alfredo era un hombre esencialmente valiente. Cuando lo secuestraron, estaba en la escuela dando clases, con el peligro que eso conllevaba. Y así nos estaba dando clase a todos sobre cómo impedir que la dictadura rompiera con nuestra rutina, nuestro trabajo y nuestros deberes”, señaló.

Luego de rescatar “la pasión que ponía en transmitir un sentimiento de nación y de justicia social”, dijo que Bravo hubiera visto con satisfacción cómo desfilan los genocidas ante la justicia argentina, la nueva ley de educación nacional o que la inversión educativa supera el 6% del PBI reclamado históricamente por la CTERA. “Le hubiera gustado ver un pueblo que pelea, que le ha dicho no al neoliberalismo y al Consenso de Washington, contra el que tanto luchó Alfredo”.

“Alfredo Bravo fue para mí más que un compañero y un maestro. Me mostró cómo se vive sin bajar los brazos, sin darse por vencido, eligiendo siempre la causa que se entiende justa sin cálculo alguno. Lo hizo cada día que compartimos desde que yo era un joven militante socialista que tuvo el privilegio de crecer a su lado en la actividad política”, destacó Rivas en el cierre del acto.

Recordó que, cuando él mismo asumió por primera vez como diputado nacional, Bravo lo convocó a su despacho para que acompañara con su firma el proyecto de nulidad de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida. “Para mí, significó entrar en la vida parlamentaria con la iniciativa más justa que podía concebirse. Para Alfredo, una acción más en su larga e incansable lucha por a vigencia de los derechos humanos”, apuntó.

“Alfredo fue el maestro de toda una generación de militantes socialistas. No sólo era nuestro referente político, sino un símbolo de resistencia contra la última dictadura y un ejemplo de consecuencia militante”, añadió Rivas, y concluyó: “No es fácil asegurar de manera contundente en qué lugar se ubicaría Alfredo en el actual escenario argentino, pero estoy seguro de que jamás habría estado codo a codo con la Sociedad Rural, defendiendo los privilegios de la oligarquía agraria, ni con el poder económico, ni con la más rancia burguesía regional para frenar el proceso de transformación que hoy vivimos en Latinoamérica. También estoy seguro de que no habría vacilado un segundo entre Chávez o Carriles, sencillamente porque él era un verdadero socialista”, cerró Rivas.

Unos días más tarde, Bravo fue recordado en la Legislatura por personalidades de la política y los derechos humanos. Tras definirlo como una rara avis que mostraba coherencia entre el discurso público y el discurso privado, Rinaldi enfatizó que “no le fue fácil sostener esa conducta sin generar al mismo tiempo enemigos que no se lo perdonaban”. Y afirmó: “En verdad, a ningún socialista con agallas y conciencia revolucionaria se le perdona el coraje”.

A continuación, se refirieron a él Nora Cortiñas, de Madres Línea Fundadora, que recordó como les había dado cobijo y comprensión en la Asamblea, y la ex titular de CTERA Marta Maffei, que habló de su lucha por una educación que fuera instrumento de liberación y no de disciplinamiento social y económico.

Finalmente, el periodista Horacio Verbistsky, presidente del CELS, se refirió al programa en que Bravo fue confrontado con su torturador, Miguel Etchecolatz. Y reflexionó: “Hoy es inimaginable que se produzca un episodio así. Cuando muere Videla, no hay una sola personalidad o sector significativo de la sociedad que lo reivindique. Eso es lo que cambió en la sociedad argentina, en buena medida por la lucha de personas como Alfredo”.


Agenda
MAYO 6 / FERIA DEL LIBRO

Es La Vanguardia que vuelve

La histórica editorial organiza una presentación de sus nuevos títulos, con la participación de los autores.

Ver nota completa

Ver todos

Búsqueda


Noticias
LA MARCHA POR #NIUNAMENOS

“América Latina es toda feminista”

“América Latina es toda feminista”
El discurso de los medios estuvo en el centro de los cuestionamientos.

Convocadas para repudiar el femicidio y la violencia machista, unas 150.000 personas se dieron cita en la plaza del Congreso. Entre el fervor de las militantes y los cambios que traen las nuevas generaciones.

Ver nota completa

CONCURRIDO ACTO EN LA FERIA DEL LIBRO

Editora La Vanguardia celebró su relanzamiento

Editora La Vanguardia celebró su relanzamiento
Oscar González habla en la presentación de su libro

Con la presencia de autores, colaboradores, compañeros y amigos, la legendaria editorial socialista dio a conocer sus nuevos títulos.

Ver nota completa

FUE INAUGURADO EL MONUMENTO A JUAN B. JUSTO

Un reconocimiento histórico

Un reconocimiento histórico
Justo desarrolló una intensa acción política y cooperativa.

Con presencia de militantes socialistas, legisladores, dirigentes políticos, sociales, sindicales y cooperativistas, fue inaugurado en la Ciudad de Buenos Aires el monumento que recuerda al fundador de La Vanguardia, el Partido Socialista y El Hogar Obrero.

Ver nota completa

Ver todos

Newsletter

El legado de un maestro que nunca claudicó


La Vanguardia Web - Hipólito Yrigoyen 1516 - Piso 5º "O" - CP 1089 - Ciudad Autónoma de Buenos - Argentina
   www.lavanguardiaweb.com

Posicionamiento en Buscadores - eMarketingPro | Diseño Web - NetOne